Cuentan antiguas leyendas que en los más profundo de los bosques habitan unas pequeñas criaturas llamadas gamusinos y calandracas, a las que sólo unos pocos afortunados han conseguido ver. Existe un truco para encontrarlas: no las busques con la vista, ni con el oído, ni con el olfato... Sólo necesitas tu imaginación

miércoles, 19 de enero de 2011

Recreación de un poema de Pablo Neruda

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo. 
y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

MI VERSIÓN

Me gustas cuando bailas, porque eres bella
Y me ves guapo y yo te amo
Parece que eres mi corazón
Y parece que no puedo vivir sin ti.

Como todas las cosas solo pensamos en ti
Aparece mi suegra y todo se desvanece
Te quiero mucho porque te pareces a un dios
Y pareces mi alma.

Me gustas cuando bailas, porque eres bella
Y estas como una rosa perfecta
Y me alegras el día y me das ánimos
Dejame que te ame con todo mi amor.

Dejame que te ame con toda mi vida
Como un millonario al dinero
Eres como la luz bella y perfecta
Y si no te veo me desvanezco.

Me gustas cuando bailas, porque eres bella
Eres toda mi vida, sin ti mi corazón delira
Si entonces te veo sabes que me alegro
Y estoy esperando a que sea cierto.

RECREACIÓN DE UN POEMA DE PABLO NERUDA

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.


Pablo Neruda

MI VERSIÓN DEL POEMA

Me gustas cuando dices ¡Eres mi amor!
y te contesto ¡por supuesto!, y me dices ¡cariño, te amo!
Parece que vas a llorar de alegría
y parece que si me das un beso me desmataría.

Como todas las cosas que digo piensas
que son tonterías, con estas palabras te quiero
demostrar que te amo, te pareces a mi dices tu
y te pareces a todo el mundo enamorado como yo.

Me gustas cuando te enfadas porque no callo
Y estás cosas son para siempre porque fuiste mio,
Y fuiste mi primer amor, y te quejas porque llevo razón
déjame que te demuestre lo que te quiero dices tu.

Déjame que te demuestre lo que me enamoras
cada día que te veo dices tu.
Eres como un beso que basta para enamorarme
y entonces me enfado porque dices siempre lo mismo.

Me gustas cuando dices ¡No te enfades porque
tienes razón! No llores por mi corazón, porque
tu eres mi amor verdadero, y lo seras siempre dices tu.
Y estoy tan contenta, de que digas siempre lo mismo.

Elizabeth Soteras

miércoles, 12 de enero de 2011

RECREACIÓN DE UN POEMA DE PABLO NERUDA

Me gustas cuando callas porque estas como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado,
y parece que un beso te cerrara la boca.


Como todas las cosas están llenas de mi alma,
emerges de las cosas llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.


Me gustas cuando callas y estas como distante
y estás como quejándote mariposa en arrullo,
y me oías desde lejos y mi voz no te alcanza,
déjame que me calle con el silencio tuyo.


Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.


Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

MI VERSIÓN DEL POEMA

Me gustas cuando hablas porque estás como el viento contra mi.
Y me dices qué tal estás... muy bien y tu... también,
parece que vuelas cuando andas, porque eres muy rápida,
y parece que un beso te cerrara la boca.


Como todas las cosas tu eres una maravilla,
me comprendes en todo lo que hago,
tu pelo rizado, lo mueve el aire, es tan bonito.
Y tus ojos verdes brillan con el sol de la mañana.


Me gustas cuando sonríes tanto, tanto, tanto
y estás tan alegre con todo el mundo,
y se te oye desde lejos, y estás tan alegre,
déjame que te diga que me encantas.


Déjame que me vaya durante un tiempo
brillante como el sol, como una estrella.
Eres como la luz que me ilumina
y cuando te vas me quedo a oscuras.


Me gustas cuando te vas por ahí,
y cuando te vas y ya no vuelves.
Eres como mi luz que me da la linterna
y estoy tremendamente alegre contigo.

RECREACIÓN DE UN POEMA DE PABLO NERUDA

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,

y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

Parece que los ojos se te hubieran volado

y parece que un beso te cerrara la boca.



como todas las cosas están llenas de mi alma

emerges de las cosas, llena del alma mía.

Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,

y te pareces a la palabra melancolíca.



Me gustas cuando callas y estás como distante.

Y estás como que jándote, mariposa en arrullo.

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:

déjame que me calle con el silencio tuyo.



Déjame que te hable también con tu silencio

claro como una lámpara, simple como un anillo.

Eres como la noche, callada y constelada.

Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.



Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

Distante y dolorosa como si hubieras muerto.

Una palabra entonces, una sonrrisa bastan.

Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.


MI VERSION DEL POEMA

Me gustas cuando ríes en silencio,
Y me ves desde lejos, y mis manos no te tocan.
Parece que tu voz se ha ido
Y parece que un abrazo te hubiera callado.

Como todas las cosas están llenas de tu alma,
Están tristes.
Hada del sueño, te pareces a mí,
Y te pareces a una estrella.

Me gusta cuando ríes en silencio y estás como apagada.
Y estás como si estuvieras triste, hada en arrullo.
Y me ves desde lejos, y mi vista no te alcanza:
Déjame que me quede contigo y tu silencio.

Déjame que yo hable con tu silencio
Triste y brillante como la luna.
Eres como el cielo, silencioso y repleto de estrellas.
Tú eres como la luna callada pero iluminada.

Me gustas cuando ríes en silencio.
Cerca y lejos al mismo tiempo.
Una palabra entonces, un beso bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea verdad.

RECREACIÓN DE UN POEMA DE PABLO NERUDA

Me gustas cuando callas porque estas como ausente,

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

Parece que los ojos se te aviarán mudado

y parece que un beso te cerrara la boca



Como todas las cosas están llenas de mi alma

emerges de las cosas, llena del alma mía.

Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,

y te pareces a la palabra melancolía.


MI VERSIÓN DEL POEMA

Me gustas cuando callas y estas como distante.
y estas como quejando te, mariposa en arrullo.
y me oyes desde lejos y mi voz no te alcanza:
deja que me calle con el silencio tuyo.


Dé jame que te hable también con tu silencio
claro como una lampara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y conste lada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gustas cuando callas porque estas como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces una sonrisa pastan
y estoy, alegre, alegre de que no sea cierto.

Me gustas cuando lees un libro porque estas callada,
Y me hablas desde lejos, y tu voz me toca.

Parece que tu aliento son miles de hojas de menta

y parece que una acaricia te dejara en silencio.



Como todas las cosas son de corazón

eres un fantasma, que viene desde mi corazón

Águila de fuego, te pareces a mi corazón

y te pareces a la palabra sabor.



Me gustas cuando estas en silencio y estas pensando

y estas como hablando en sueños, águila en un huevo

y me hablas desde lejos y tu voz me alcanza

déjeme que hable mientras tu callas.



Dé jame que te escuche mientras yo callo

transparente como el agua cristalina.

Eres como los niños, juguetona y activa

cuando hablas no te escucho porque solo te miro.



Me gustas cuando lees un libro porque estas callada.

Callada y silenciosa como si estuvieras en la biblioteca.

Cuando tu sonríes un niño nace.

y estoy triste, triste cuando no sonríes.

RECREACION DE UN POEMA DE PABLO NERUDA

Me gustas cuando callas porque estas como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estas como distante.
Y estas como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oías desde lejos, y mi voz no te alcanza:
Déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estas como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.


MI VERSIÓN DEL POEMA

Me gustas cuando sonríes todos los días,
y hablas tan despacio, y cosas bonitas.
Parece que tocas las nubes
y parece que también el cielo.

Como todas las cosas que te digo te gustan
siempre que te las digo sacas otra sonrisa.
Cada día, te pareces a mi alma,
y te pareces a la estrella que brilla siempre.

Me gustas cuando lloras despacio.
Y estas como quejándote, luna de mi cielo.
Y me oías desde lejos, y reías desde tu sitio:
Déjame que me calle con un beso tuyo.

Déjame que te cante,
alto para que tu lo oigas.
Eres como la noche, oscura y callada.
Tu sonrisa es del sol y tu mirada de la luna.

Me gustas cuando me miras porque tienes estrellas.
Distante y callada, te encuentro en tu casa.
Una palabra entonces, una mirada preciosa.
Y estoy alegre, de tenerte siempre conmigo.

REDACCIÓN DE UN POEMA DE PABLO NERUDA

ME GUSTAS CUANDO CALLAS,Pablo Neruda



Me gustas cuando callas porque estas como ausente,

y me oyes desde lejos y mi voz no te toca.

Parece que los ojos se te aviarán volado

y parece que un beso te callará la boca.



Como todas las cosas están llenas de mi alma

emerges las cosas,llena del alma mía.

Mariposa de sueño,te pareces a mi alma,

y te pareces a la palabra melancolía.



Me gustas cuando callas y estas como distante.

Y estas como quejándote , mariposa en arrullo.

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:

déjame que me calle con el silencio tuyo.



Déjame que te hable también

claro como una lampara simple como anillo.

Eres como la noche cálida y constelada.

Tu silencio es de estrella tan lejano y sencillo.



Me gustas cuando callas por que estas como ausente.

Distante y dolorosa como si hubieras muerto.

Una palabra entonces, una palabra bastan.

Y estoy alegre, de que no sea cierto.



ME GUSTAS CUANDO TE RÍES



Me gustas cuando te ríes todo el rato

y me quedo mirándote y no me dices nada.

parece que fuera invisible ante tus ojos

y parece que al pasar por delante miraras a otro lado.



Como todos las cosas que hago para que

tus ojos se claven en mi mirada.

Te pareces a una persona que no se rinde fácilmente

y te pareces a un árbol que no se termina de derrumbar.



Me gustas cuando estas feliz y se enciende mi corazón

y estas jugando a fútbol y no dejas el balón

y me quedo mirando fijamente y tu no me miras:

déjame que me acerque a ti y conocerte mejor.



Déjame que te anime cuando estés triste.

Eres como la noche y el día, las estrellas y el mar

eres todo para mi



Me gustas cuando te haces el fuerte o el valiente

pero cuando por fin me vas a hablar una voz

dice a desayunar.

y estoy enfadada por que solo era un sueño que iba a acabar ya.